Alta Mar

Publicado: agosto 3, 2009 en Intento de relato

Él navegaba por quietos remansos de neptuno; su barco surcaba las olas sin temores, ni a tormentas ni a huracanes. Oteaba el horizonte imaginario con indolencia, no había riesgo de ser abordado por piratas; su cargamento no era vasto en tesoros, no tenía cañones ni espadas para una emergencia. Las velas reposaban plácidamente plegadas, el mástil era oasis para ciertas aves esporádicas.

Una noche estaba a la deriva, abandonado el timón y olvidado el radar, por lo que no sintió su nao; claro, tenía sin guardia el puesto de vigía.

El abordaje, naturalmente, se produjo al instante. Tienen mucho en común dos navegantes aislados; la soledad es el mejor imán, incluso, para polos divergentes y las carencias facilitan los nexos con fluidez.

Día si, día no, navegan hacia el horizonte. Aparecieron las primeras tempestades que, con presteza y muy poca pericia, las superaron. Echar el ancla no ha pasado por sus cabezas; en sus bitácoras no están escritas las últimas hojas, quizá se encuentran atrapados en una burbuja donde no saben si son reales o sólo una quimera. Esta noche cuando estén conectados on-line, nuevamente, nada importará, sólo disfrutarán de la travesía.

Anuncios
comentarios
  1. Luna T.I.N.S.J dice:

    UUmmm , me quedó con que ninguno de ambos quiere echar en ancla, se dejan llevar por los que les depara el mar, y………….que ambos lo disfrutan.

    Es precioso!! , un beso NAVEGANTE.

  2. Griet dice:

    … el viento calma, la tempestad se serena y los aislados navegantes … convierten en risa la pasada pena.
    ( Que bueno el on-line, no creeis?)
    Me encanta!. Besos.

  3. Pepe dice:

    joder tio ojala yo pudiera inventarme estas historias estan muy chulas me las he leido todas.

  4. IOLANDA dice:

    Al leer este relato he tenido la sensación de que no me es desconocido… Dos barcos a la deriva… quién en alguna vez de su vida no se ha sentido perdido, vagando sin rumbo? Y claro, si no tomas el timón, si te dejas llevar, algún día embarrancarás, pues la corriente no cesa y te lleva… y te arrastra, aún sin querelo tú. pero cuidado!! cuando no eres tú el que maneja tu nave, nunca sabes qué te podrás encontrar. Aunque, dicho sea de paso, a mi que no me ate nadie cuando las sirenas canten… 1 bso.

  5. Yuffu dice:

    No termino de saber qué es lo que quieres decir con este corto relato… 😐

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s