¿QUIÉN ERES TÚ? – 2ª Parte

Publicado: agosto 20, 2009 en Intento de relato

El Dr. Moti Davos está radiante. Se felicita a sí mismo por su inteligencia y por lo sencillo que ha resultado una vez más, cuando pensaba que ya tenía agotadas todas las excusas, despistar a su esposa. “Se lo ha creído” piensa. “Menuda sorpresa le espera”.

Hoy es el 5º aniversario de su matrimonio y el cumpleaños nº 32 de su mujer, Darita. La noche anterior, mientras degustaban el exquisito pescado al horno con guarnición de vegetales que ella había preparado, le había repetido por enésima vez, la historia de toda la semana.
– Amore, que pocas ganas tengo de ir, mañana, con Joro al pueblo de su madre- Y había puesto su mejor expresión de circunstancias.
– Mi cielo, te lo ha pedido hace 2 semanas. Para eso están los amigos. La pobre mujer está tan mayor que seguro lo echa de menos, y bueno, él a ella también. Hasta juraría que se llevará alguna camisa para que se lo planche, bueno una o unas cuantas…– Le había replicado ella con esa sonrisa seductora que embobaba literalmente al brillante Dr. Davos.
– La pena es que no vengas tú, preciosa; pero como te lo he dicho, te aburrirías con nuestras conversaciones de átomos, microscopios y toda la jerga científica y sus teorías inverosímiles.
– Lo sé, mi amor. Yo aprovecharé para hacer las cosas que tengo pendientes, iré a comprar algo para el fin de semana… Para un viernes que me dan libre… ¡cómo no iba a aprovecharlo! Y por la noche… tú y yo… – El guiño de su ojo, con esa peculiar forma de hacerlo era una autopista de promesas insospechadas.

El plan del Dr. Davos era sencillo. Había convencido a Mady, la jefa de Darita para que le diese el día libre. Se inventó la historia de que tenía que llevar a su amigo el Dr. Bite a ver a la madre de éste en un pueblo a 150 km; saldrían a las 12 del CNIA, comerían con la señora de Bite y estarían de regreso a última hora de la tarde. Sobre las 19:00 aproximadamente. Esta era la historia “oficial”.

Moti Davos se frota los ojos. El vídeo se ha detenido; sólo dura 2 minutos. Ha visto pasar las imágenes, pero no ha oído nada. Su estupor es tal que no ha podido reaccionar. Parpadea repetidas veces y sacude las manos. Se coloca los auriculares y pulsa PLAY de nuevo. Cuando llega al final, como un autómata lo repite otra vez y así hasta 5 más. Mira el reloj; las 10:40. Tiene veinte minutos para llegar. El lugar donde va no está lejos; quizá 15 minutos caminando.

Mientras abandona el laboratorio aún piensa que es una locura, pero quiere llegar al fondo del asunto. Si es una broma, le va a costar muy caro al gracioso que se le haya ocurrido. Pero si no lo es… “Claro que es una broma…No puede ser otra cosa, no, no.”

Sale del edificio principal, saluda con una sonrisa más cercana a una mueca indescriptible a Ron, el guardia que lo mira intrigado porque el siempre amable y jovial Moti Davos hoy ni siquiera le ha preguntado, como todos los días, por la evolución de la operación de su madre. Además no lleva el inseparable maletín de piel repujada con los brillantes broches metálicos, algo horteras, según comentarios.

Moti atraviesa el amplísimo parking, llega a la puerta principal, pulsa su código personal en el teclado de la cerradura electrónica y sale del CNIA. A menos de 1 kilómetro, por entre las copas de los cuidados árboles, se divisa la fachada del centro comercial más grande de la ciudad. Se detiene un momento, marca el nº de Joro. “Maldición, el buzón de voz”
– Joro, soy yo, Moti. Tengo que ir al centro comercial, estaré en la cafetería La Morena; si te apetece vente y nos tomamos un aperitivo. Hasta luego.

No sabe si su voz ha sonado rara, si se le notaba excitado, nervioso, o ansioso, todo es cuestión de tiempo, muy poco tiempo. “No puedo decirle más, pensaría que le tomo el pelo”.

Aproximadamente 13 minutos después entra en la cafetería mencionada. No hay mucha gente, quizá 10 ó 12 personas; formando grupos, parejas, tríos; hablando, riéndose, devorando un croissante, apurando una jarra de cerveza o paladeando una taza de café.

Pasea su mirada por el local. En una esquina hay alguien solitario de espaldas. Moti reconoce la cazadora azul que ha visto en el vídeo. Dirige sus pasos allí con una sensación de remolinos en su estómago. Da un pequeño rodeo para llegar por un lateral. Entonces la persona gira la cabeza y lo mira de arriba abajo al mismo tiempo que una sonrisa empieza a dibujarse en su radiante rostro.

Ahora sí, Moti Davos, se convence de que no es una broma. Que, definitivamente, es algo peor.

Continúa aquí:

https://malomalisimo69.wordpress.com/2009/08/22/quien-eres-tu-3-parte/

Anuncios
comentarios
  1. Luna T.I.N.S.J dice:

    uummmmm………………..

    INCREIBLE !! si me pareció buena la primera parte …..está mucho más, ando tan intrigada como Moti Davos por saber quien ese tio, jeje.

    Un besazo.

  2. Anonimo dice:

    Que intriga por dios, quien será??

  3. Luna T.I.N.S.J dice:

    Esta historia es bastante complicada, la estoy analizando y creo que hay detalles que están ocultos o camUflados…

    uummm qué opináis?

    Un saludo para nuestro autor.Me tiene rayadaaaaaaaa…….

  4. Griet dice:

    Hay algo que no entiendo..el Dr Davos sale del edificio rápidamente y con una expresión preocupante, inquieto… todo eso prvocado por el vídeo que ha visto… si la cita en el bar está relacionado con el vídeo… como es que se toma la licencia de llamar tranquilamente a Dr Bite para decirle en donde va a estar y para disfrutar de un aperitivo??
    Me estoy volviendo un poco loca!

  5. Jamaika dice:

    Pues… yo creo que la persona que le envia el correo y el video al bueno de Moti es …SU PADRE !! tiene el mismo nombre y tambien es cientifico y por alguna razon ha estado desaparecido por eso se sorprende de verlo otra vez…Uy como sea así el señor Malo me va a matar XDD

  6. Griet dice:

    Buena hipótesis la de Jamaika… Y .. ¿ la nano-partícula sigue en el microscópio? ¿ al apoyar la mano… esta … desaparece? upssssss…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s