¿QUIÉN ERES TÚ? – 4ª Parte

Publicado: agosto 28, 2009 en Intento de relato

Moti Davos no está herido ni se encuentra al borde de la muerte en la cafería La Morena, pero empieza a ver que los momentos más importantes de su vida pasan en diapositivas frente a sus ojos. Parpadea repetidas veces para centrarse en alguna de las deslizantes imágenes de su existencia. Algunas apenas se pueden reconocer, pero otras son absolutamente nítidas, como la primera vez que empezó a sentir atracción por el mundo de la física y las partículas, aunque para saber que ese campo le interesaría fuera necesario que su silla se rompiese bajo su oronda anatomía y provocara la carcajada, que posteriormente evolucionaría a burla del año, entre sus compañeros de clase. Pero a él no le importó. Le bastaba con darle vueltas a la misma pregunta: ¿Por qué se rompen algunas sillas y otras no? ¿Peso? ¿Movimiento? ¿Presión? Años más tarde descubriría que existen leyes naturales que condicionan las reacciones de la materia.

Otro instante imborrable en su memoria ocurrió cuando vio el mar por primera vez. No podía entender cómo tal cantidad de agua, que se perdía en el horizonte, estuviese en continuo movimiento sin inundar la playa de finísima y blanca arena que pisaba.

– ¿Te encuentras bien?

La pregunta llega a su sistema auditivo periférico como si procediese del fondo de la pared ambarina de la cafetería que parece haber sido evacuada. Intenta centrarse. No sabe cuánto tiempo ha transcurrido desde que la persona de la cazadora azul le ha mirado. En su evocación del pasado, podrían haber sido milésimas de segundo, pero en el tiempo real quizá ha sido mucho más.

“¿Esto es real?” Está allí de pie en frente de alguien que se interesa por su estado y que le sonríe con una expresión arcana y un brillo entre divertido y compungido de sus pupilas.

– No claro que no. Es lógico que no lo estés. No puedes estar bien. Déjame decirte que te comprendo. Créeme, soy capaz de percibir tu estado de ánimo; esa mezcla inexplicable de incredulidad, los intentos forzados por razonar, esa búsqueda infructuosa de una explicación a algo que desconoces y que te hunde en la sensación más lánguida que jamás podrías esperar.

Para Moti cada palabra es un pinchazo que cosquillea los esquemas que tiene de la vida. Abre la boca para responder, o para preguntar. Sí, eso es; necesita preguntar. Formular todas las preguntas posibles que puedan emitirse en un segundo, pero de su garganta no sale ningún sonido.

“¿Estoy soñando?” No, de eso está seguro. No es un sueño. Siente la corriente fresca del aire acondicionado que le llega a la nuca. Las palabras continúan adentrándose en su cerebro. Ese tono de voz, esa cadencia, esa entonación tan familiar, de la que muchas veces había dicho que no le agradaba, debe reconocer que es convincente. Casi sugestionadora.

En algún remoto rincón de su cerebro una neurona le ordena quedarse quieto, expectante o simplemente, dejarse llevar. Todo tiene un final. Llegará. “Habrá un momento en el que el misterio será desvelado, mientras tanto escucha.”

– Obviamente, no me ha resultado muy complicado encontrarte. Eres bastante famoso, pese a tu juventud. Bueno, eso ya lo sabía. – Otra vez esa sonrisa franca que le trae más recuerdos.
– Siéntate por favor, ayudará a que puedas asimilar de una manera más fácil y cómoda lo que tengo que contarte y lo que estás deseando saber. De acuerdo, fácil no será. Pero sé que lo entenderás.

Como si su cuerpo no le perteneciera, Moti ve que su mano derecha se estira hasta la silla más próxima y la atrae a su lado. Se deja caer sobre ella en un espacio de tiempo que le parece una eternidad hasta que siente el contacto pleno de la silla en glúteos, piernas y espalda.

Ahora se fija en algunos detalles de la cara de su interlocutor mientras éste continúa hablando. Debe tener unos años más que él. “4 ó 6”. El pelo es rizado y más corto que el suyo. Decenas de hilos plateados pululan por la zona de las sienes. Hay dos o tres filas de arrugas apenas perceptibles en cada extremo de los ojos que se acentúan cuando sonríe. Y lo que más destaca es, precisamente, la sonrisa. Una doble hilera perfecta de blancos y cuidados dientes que aparecen inmediatamente después del mohín casi coqueto de los labios de su dueño.

– ¿Estás listo para saber quién soy y por qué estoy aquí?

La cabeza debe pesarle una tonelada aproximadamente por el trabajo que le cuesta moverla de arriba hacia abajo 3 veces seguidas mientras el rostro de su interlocutor continúa con esa expresión amable y sincera, aunque no exenta de gravedad.

Moti no puede imaginar ni remotamente lo que va a oír de labios del hombre que misteriosamente ha aparecido en su vida aquella mañana. Únicamente intenta desechar la idea de que ese rostro le es tan conocido porque lo ha visto todos los días de su vida cuando se mira reflejado en un espejo.

Continúa aquí:

https://malomalisimo69.wordpress.com/2009/09/06/quien-eres-tu-5-parte/

Anuncios
comentarios
  1. anonimo dice:

    Jo Malo, mira que eres malo, digo malísimo, la incertidumbre nos va matar

    Eres bueno, muyyyy bueno, sigue escribiendo por favor

    Un saludo

  2. Luna T.I.N.S.J dice:

    Soy una seguidora de la serie PERDIDOS, me fascina Damon Lindelof, uno de sus directores, y siguiendo la historia de Malote me recuerda mucho a ella.

    Y ahora ya no me mojó si digo que se trata de una clonación, así que espero a igual que anónimo tener nuestro premio, jejeje

    FELICIDADES!! Malote de nuevo por está nueva entrega sin duda quedan muchas cosas más por esclarecer.

    Un besazoo enorme. ME HA ENCANTADO.

  3. Jamaika dice:

    Vaya vaya vaya yo tambien estoy perdidisima pues como no sea su hermano mayor que habia desaparecido hace mucho tiempo y que ha vuelto por navidad.. XDD

    Está genial!!! que intriga mmmm el 5º capitulo plissssssssss

  4. De vacaciones dice:

    mmm que mejor forma de empezar mis vacaciones que con una historia intrigante, espero tener el desenlace antes de estas 2 semanas de libertad absoluta. ESTUPENDA HISTORIA!!

  5. Griet dice:

    Te gusta hacernos pensar ¿eh? … aunque … más te gusta dejarnos expectantes.! Pués lo has conseguido !!!!
    La última frase … hace que me plantée la posibilidad más ficticia capaz de asimilar… ( o sea que ese rostro lo ha visto TODOS LOS DIAS DE SU VIDA? , y lo dices así, sin anestesia… jajajja) – ¿Que hay de los portales temporales y tal … ? fiuu fiuuuuuuuuu

  6. Luna T.I.N.S.J dice:

    Seguimos sin noticias de ……………..el cuerpo que reposa en la cama con los brazos colgados ? ummm sin saber si se trata de nuestra Darita ??

    Fué un asesinato ?? había sangre ?? de quien es ese rostro tan familiar ?? es una clonación ??? jajajaja

    Necesitamos esa 5 ª entrega ¡¡ YA !!, sr. Malote.

  7. Anais dice:

    Simplemente emocionante y cautivadora historia. ¿Para cuando la continuacion?
    Besos

  8. Andrea T dice:

    ayyy malo tu nos quieres matarde la intriga, mira que vas a ser culpable de muchas crisis de ansiedad… SUBE YA EL SIGUIENTE EPISODIOOOOOO 😛

  9. Luna T.I.N.S.J dice:

    Aquí una, sigue con la ESPERANZA de que abriré el ordenata una noche y me encontrare con la 5º parte de la historia, mientras tanto sigo con mis ejercicios de relajación , mis inciensos y mis velas, porque lo del tema de rezar no es lo mío, que si no…………………hasta por esas ya hubiera pasado jejeje

    Anímate pronto Malote, un besazooooo.

  10. izmatopia dice:

    es él unos años más viejo… es él que viajó en el tiempo y me imagino que para evitar la desgracia del aniversario de Darita… no?

    es físico, quién dice que no pudo descubrir cómo viajar en el tiempo?

  11. izmatopia dice:

    “se rostro le es tan conocido porque lo ha visto todos los días de su vida cuando se mira reflejado en un espejo.”

    es él…

    “Debe tener unos años más que él. “4 ó 6”.

    viajó en el tiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s