¿QUIÉN ERES TÚ? – 7ª Parte

Publicado: octubre 2, 2009 en Intento de relato

La habitación tiene una iluminación tenue. El silencio es absoluto; sólo roto por el apenas perceptible bip-bip de los equipos instalados a cada lado de la cama. El de la izquierda, el Restoring-blood, tiene 2 sondas conectadas al cuerpo: una incrustada en la yugular y la otra en la radial de la mano izquierda. Su principal función es oxigenar y restablecer la glucosa con mayor rapidez en la sangre que ha de circular por el cuerpo. Es imprescindible su uso cuando el paciente ha caído en estado de coma. El otro aparato, situado a la derecha de la cama es el último modelo de Auto-IOT; una especie de robot que realiza la función de una intubación orotraqueal, pero sin los artilugios agobiantes del pasado.

El olor mezclado de pino y desinfectante es intenso. Las limpiadoras hacen su trabajo a conciencia. Se podría pasar un algodón por cualquier sitio de la estancia y seguiría impoluto.

El reloj de la pared marca las 08:00. El termómetro indica que la temperatura de la habitación es de 23º. A un lado, en el centro mismo de la pared, hay una pantalla EasyTouch; es pequeña, de unas 23 pulgadas en formato panorámico. En este instante proyecta imágenes de un fondo marino. Millones de tonalidades derivadas del azul omnipresente que es combinado con centenares de criaturas flotantes o inmóviles. A pesar de que no se escucha nada, el sistema de altavoces, colocados encima del cabecero de la cama, emite en una frecuencia subsónica el sonido real de dichas imágenes. Se ha probado que las personas en estado de inconsciencia total lo pueden captar con nitidez.

Al pie de la cama, con los brazos cruzados sobre el pecho está un hombre. Dirige una mirada cargada de dolor y ternura al cuerpo que descansa en el lecho.

El Dr. Joro Bite ha madrugado otro día más y se encuentra de nuevo allí. De hecho, pasa poco tiempo fuera de esa habitación. Pese a que le dijeron que el coma podría ser irreversible, él no pierde la esperanza de que al llegar una mañana, los ojos verdes-grises con los bordes marrones, vayan a su encuentro.

Todos los días permanece junto a la cama alrededor de 6 horas. Por la mañana llega a las 07:30 y se va a las 09:00. Regresa a las 13:30, come algo frugal antes de volver a su trabajo a las 15:00 y por la noche hace vigilia desde las 20:00 hasta las 23:00 cuando la enfermera de turno le recuerda que es hora de irse a casa.

Han pasado apenas 3 días, pero a él le parece una eternidad. El silencio y la quietud de la habitación crean la sensación de que los minutos son horas. La desesperación de no ver un signo vital exteriorizado en el cuerpo lo agobia. Las ojeras le delatan que ha descansado muy poco o casi nada en las últimas 72 horas. ¿Cómo hacerlo? La tragedia menos esperada había llegado a casa de su mejor amigo.

Ya no le importa saber qué ha hecho su buen colega. No le importa si es culpable o no. Él estará presente y hará lo imposible por ayudar.

Joro Bite y Moti Davos se conocieron hace casi 30 años. Al principio, la reacción fue de rechazo mutuo. Eran tan diferentes. El cuerpo de Joro se había desarrollado más rápido que cualquiera de su edad. Alto, guapo, atlético, popular, siempre rodeado por el resto de los niños y por supuesto vanidoso y poco dedicado al estudio. Todo lo contrario que el rechoncho Moti.

En algunas ocasiones, cuando recordaban el primer día de clases de Moti en el nuevo colegio, se echaban unas buenas risas.

Debido a su apatía por ciertas áreas de estudio le habían cambiado de centro educativo varias veces. La mayoría pensaban que era un niño con alguna deficiencia. Hasta que le hicieron el test de inteligencia y descubrieron que el orondo niño de rizos alborotados tenía un coeficiente intelectual que casi doblaba al de la media. Entonces le asignaron una plaza en el exclusivo colegio privado de la ciudad y le adelantaron un curso. Había llegado al reino de Joro.

El popular jovencito Bite no tenía otra preocupación en la vida que sus consolas y derivados de último modelo. Ya había repetido un curso y todo apuntaba a que repetiría otro más. Con 13 años y el cuerpo de un adolescente de 15 ó 16, se sentía el auténtico rey de esa tropa de pequeños súbditos que había conseguido. Hasta que llegó el atocinado y silencioso Davos.

Sí; el primer encuentro, fue memorable. Joro había llevado su nueva Nintendo Ultimate Personal y se pavoneaba delante del resto de la clase, cuando entró Moti. Todos siguieron con la mirada la redondeada anatomía que sin decir ni una palabra se dirigía a la última fila. Entonces Joro, con la típica sonrisa burlona que no abandonaba su pecoso rostro, al mismo tiempo que agitaba su nuevo juguetito con la mano, le dijo:
– Hey gordiflón, ¿conoces la nueva NUP?
– La NUP, no es nueva. De hecho, la teoría de los Nuevos Universos Paralelos ya tiene algunos años, deberías actualizarte un poco larguirucho…

La clase al completo había lanzado una sonora carcajada que únicamente pudo ser cortada con el ingreso del profesor de turno. Y así había ocurrido el primer contacto de la que en el futuro sería una sólida y desinteresada amistad.

El Dr. Joro Bite mira su reloj de pulsera, las 08:45, tiene media hora para llegar. Hoy es el juicio contra su amigo y ha sido llamado para testificar, aunque no lo hará en la misma sala donde se juzgará al Dr. Davos. Contempla una última vez el rostro inexpresivo y casi blanco de la que hasta hace unos días era la mujer más admirada por su elegancia y belleza entre los científicos del CNIA y se gira en dirección a la puerta.

La voz le llega como a través de una bruma, como si proviniese de cientos de metros más atrás, apenas audible, pero nunca, para el Dr. Bite, su nombre había sonado tan nítidamente:
– Joro…

Continua aquí…

https://malomalisimo69.wordpress.com/2009/11/10/quien-eres-tu-8-parte/

Anuncios
comentarios
  1. Griet dice:

    Hola Malo ( con lo BUENO que eres y con lo que ME ENCANTAS… lo de Malo … me parece ofensivo) ENHORABUENA por rebasar los 10.000… gracias por mantenerme alerta con este, tu punto de vista, que es un puntazo… pues me has hecho ver unas realidades que hace tiempo noo contemplaba, eso en cuanto a política, actualidad… pero que decir de la ficción… me gusta como has tratado esta septima entrega, como la describes ( casi puedo imaginar ese fondo marino …) Esta historia me engancha cada vez mas y me crea la necesidad de seguir leyendo(te) así que no dejes de escribir.
    Un besaZo. 😉

  2. Luna T.I.N.S.J dice:

    GUAUUU !! Muy buena está nueva entrega, seguimos pues con la intriga de que ese juicio se celebre y podamos saber su desenlace. En cuanto a Darita……….. es genial que siga dándonos juego a la historia.
    Y qué decir de nuestro nuevo personaje el Dr. Joro Bite, es todavía todo un misterio un personaje algo peculiar y metódico.

    De nuevo mis felicitaciones, no dejaras de sorprenderme uumm……………… seguiremos expectantes. Je je besazosss enormes Malote.

  3. Jamaika dice:

    FANTASTICA ENTREGA!!! mmm o sea ke el nuevo dr es un guapeton y cachas mmm lo puedes describir mas? xdd

  4. Griet dice:

    Oye Malo… estas tardando mucho en subir la octava entrega… Tengo mucho curiosidad por saber que pasa con Moti, por saber quien es aquel personaje que encuentra en la cafetería la Morena… jo… no nos dejes así… Y que pasa con el juicio? … y con Darita?…
    Te espero!!!
    Un beso. 😉

  5. Welt Stulgere dice:

    VERY NICE…. NO ENGLISH??????

    BEST REGARDS

  6. ELEY dice:

    SI MUY BUENA HISTORIA

  7. NAPRY dice:

    TRANSLATE PLEASE 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s